top of page

Confianza y resiliencia en un joven entrenador.

Con apenas 32 años, Rodrigo Miranda Paz, entrenador en jefe del programa de basketball de la Universidad del Valle de México Campus Querétaro, en su rama femenil, ha logrado impactar positivamente a sus jugadores para mantenerse compitiendo en el máximo nivel posible.

El nacido en la Ciudad de México se convirtió en entrenador de este equipo por invitación de su mentor, Daniel Avendaño.


“Soy egresado. Estudié Comercio Internacional. Saliendo ejercí mi carrera. Pero todo el tiempo supe que mi camino era ser entrenador de baloncesto. Gracias al apoyo del entonces director de deportes de campus, Pablo Martínez, y el entrenador Daniel Avendaño entré como responsable de los equipos femeniles de preparatoria y licenciatura’’, comentó el coach.

Los primeros meses de trabajo en ese 2016 para él no fueron sencillos, pues entrando de relevo a media temporada sólo pudo rescatar 3 triunfos. “Fue un proceso muy duro, desgastante, pero sobre todo de mucha madurez”, dijo.

“Al año siguiente en temporada regular perdimos 3 juegos, calificamos al nacional, llenas de ilusión ya que por primera vez en la Liga ABE que se calificaba a instancias finales, desafortunadamente nos cobró factura la inexperiencia, perdimos el juego por el ascenso, íbamos 10 puntos arriba faltando 5 minutos de juego y lo perdimos”, explicó el entrenador.

Miranda Paz y sus jugadores consiguieron recuperarse del golpe emocional y conseguir la temporada siguiente el ascenso a la Primera División de la Asociación de Basquetbol Estudiantil (ABE).


“Nos nació un sentimiento de deuda hacia nosotros mismos, hambre de trascender pero sobre todo llevar nuestro trabajo en equipo al momento indicado. Se pudo conseguir el tan anhelado ascenso, pero no solo fue eso, fue una consagración para el equipo, ya que volteamos hacia atrás y nos dimos cuenta que no habíamos perdido en 32 partidos oficiales de la Liga ABE en todo el año. Nuestros fantasmas se fueron a lo largo de toda una larga temporada, que tuvimos altas y bajas pero todas supimos ser resilientes.

Ya en el máximo circuito, para sorpresa de muchos, no solo mantuvo a su escuadra alejada de la zona de descenso, sino que también calificó para la disputa del campeonato en los Ocho Grandes. Desafortunadamente para él y su equipo, en primera ronda enfrentaron a una escuadra poderosa, las Águilas de la UPAEP, dirigidas por el coach Javier Ceniceros, a quien Miranda Paz considera un ejemplo a seguir como entrenador.

Fuera de la competencia pero con el aprendizaje asimilado, la UVM Querétaro tuvo altibajos en la siguiente temporada, sin embargo de nueva cuenta evitaron la zona baja justo antes de que culminara la actividad y que la pandemia causara la suspensión de los últimos dos compromisos del rol regular.


Al momento no ha recibido información sobre qué pasará con la temporada 2019-2020, no obstante existe la confianza de que el trabajo realizado es buena base para seguir construyendo en el futuro y poder aspirar a contender por el campeonato en próximas ediciones de los Ocho Grandes. EXTRA 3 Entrenadores mexicanos a los que considere valiosos por su legado al basketball mexicano. Héctor Santos - Javier Ceniceros - Ignacio Moreno.


Bibliografía más importante que le ha ayudado en su preparación como entrenador: - Jugar con el Corazón. Xesco Espar. - Once Anillos. Phil Jackson - Otra manera de Ganar. Pep Guardiola

 

Tu Futuro Basketball es el único programa de reclutamiento en México con +100 jóvenes reclutados a distintas instituciones que ofrecen becas deportivas. Asiste a un Camp TFB para aumentar tus posibilidades para estudiar a través del deporte.

bottom of page