top of page

La ABE y el basquetbol universitario: una etapa de aprendizajes.

El basketball en México está actualmente, como muchas facetas de la vida productiva del país, viviendo una incertidumbre gracias a la pandemia por el COVID-19. Siendo el basketball un deporte catalogado como de alto riesgo en el contagio de este virus, es complicado asegurar su regreso a la normalidad.

En nuestro país el basketball universitario está englobado en una institución, la ABE (Asociación de Basquetbol Estudiantil), la cual desde 2013 organiza la máxima competencia en ese nivel.


Con sus 88 equipos entre ambas ramas en ambas divisiones (cifra que varía año tras año pero que tiende a crecer) la “Liga Universitaria de México” es un espacio para que estudiantes-deportistas se desarrollen bajo una alta exigencia, tanto en las aulas como en las canchas.


En la Liga ABE existe un optimismo por retomar las actividades antes de concluir el 2020, sin embargo en este escenario global no hay nada asegurado.


A pesar de las circunstancias, los procesos de reclutamiento por el que pasan cientos de jóvenes basquetbolistas siguen avanzando, en algunos casos se vieron afectados o incluso ya concluyeron. En todos esos estudiantes entonces ha nacido la ilusión de pertenecer a alguno de los programas de basket universitario que hay en el país. Están por sumergirse en un ambiente completamente distinto, uno que a veces es difícil asimilar, pero que sin duda trae consigo las experiencias más valiosas que se pueden obtener.


Importante Si quieres jugar en la Liga ABE es importante considerar que debes cumplir con un promedio mínimo, en caso de no cumplirlo corres el riesgo de que te den de baja de la liga y si eres becado, la puedes perder. Recomendaciones:

Para la gran mayoría de los atletas que consiguen ingresar, el primer reto consiste en valerse por si mismos. Aunque sigan contando con el invaluable apoyo de los padres o tutores, ahora la responsabilidad de procurar un ambiente propicio para el desarrollo recae completamente en tí como estudiante deportista.


Tu universidad te va a dotar de lo necesario para que cumplas como estudiante, tu equipo de entrenadores te brindará el apoyo indispensable para que rindas como atleta, pero en tí está la obligación de cuidar que tu mente esté en el lugar adecuado.

Es muy probable que al escoger tu universidad hayas tenido que mudarte a otra ciudad, en otra entidad o hasta en otro país, y por lo tanto cubrir tus necesidades básicas ahora dependen mayormente de tí. Para muchos esto es un salto enorme a la adultez, y no todos están preparados. Cocinar tus alimentos, lavar tu ropa y limpiar tu casa son actividades que ahora son parte de tu día a día. Este es un aprendizaje ineludible. Tarde o temprano llegará a tu realidad.

También en esta etapa de la vida nos enfrentamos a un concepto de independencia y libertad que no conocíamos. Las consecuencias de cada decisión que tomamos son nuestra responsabilidad y por lo tanto esas decisiones deben ser coherentes con nuestros objetivos, tanto académicos como deportivos.


La diversión y el esparcimiento no dejan de ser necesarios, sin embargo, el equilibrio entre esto y el trabajo arduo debe estar siempre presente. Para un estudiante - deportista salir de fiesta hasta altas horas de la madrugada no representa lo mismo que sí representa para un estudiante normal, cuyas obligaciones normalmente se limitan a la vida académica.


El peligro de los vicios es constante en la vida de un universitario, eso no se puede negar. La drogadicción, alcoholismo y tabaquismo son problemas serios que se presentan en un ambiente universitario. Es ahí donde cobra importancia la fortaleza y madurez mental que cada uno tiene dentro de sí, pues solo así se evita caer en ese tipo de problemas.


Otro choque cultural importante que se presenta cuando entramos a la universidad es el convivir con personas cuyos antecedentes son muy distintos al nuestro. Mantener la mente abierta a otras formas de ver la vida es fundamental para una sana convivencia. Si bien nosotros tenemos bases y creencias que obtuvimos de nuestros padres, familiares, amigos y maestros en nuestros lugares de origen, estos aprendizajes que obtuvimos no son rígidos o inmunes al cuestionamiento o a la crítica. Es vital preguntarnos y re evaluar de vez en cuando qué es lo que consideramos correcto o incorrecto, para después seguir avanzando en nuestro desarrollo.

De cierta forma, un estudiante - deportista se convierte en un auténtico malabarista. De repente tenemos la responsabilidad de no dejar caer ninguna faceta de nuestra vida: Estudios, Deporte, Diversión, Autocuidado, Amistades, Novio o novia, Familia. Quien esté mejor preparado física y mentalmente podrá mantener “viva” cada pelota en el aire, y tú ¿ lo estás? Si no es así, es vital que vayas adecuando lo necesario para estarlo.

Estudiantes deportistas exitosos.

 

Tu Futuro Basketball es el único programa de reclutamiento en México con +100 jóvenes reclutados a distintas instituciones que ofrecen becas deportivas. Asiste a un Camp TFB para aumentar tus posibilidades para estudiar a través del deporte.


bottom of page